El vencimiento anticipado ¿otra cláusula abusiva frente a los bancos?

Cláusula de vencimiento anticipado

La Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015 abrió varios frentes contra las entidades financieras, no sólo en relación a la devolución de los gastos hipotecarios, sino también por la inclusión de otras cláusulas consideradas abusivas, que ha dado lugar a que el propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ponga en entredicho la legislación hipotecaria de nuestro ordenamiento, y la forma de aplicar el Derecho comunitario por parte de los Tribunales españoles.

La cláusula de vencimiento anticipado se encuentra incluida en numerosos contratos de préstamo hipotecario y faculta al prestamista para dar por vencida la totalidad de la deuda o el préstamo, con anterioridad al plazo acordado, cuando el deudor incumpla su obligación de pago de parte del capital o de los intereses del préstamo. Es decir, la cláusula de vencimiento anticipado establece que el impago de una o varias cuotas faculta al prestamista para dar por vencido el préstamo e iniciar el correspondiente procedimiento de ejecución para exigir la devolución de la totalidad.

El Tribunal Supremo moderó la declaración de abusividad de la cláusula de vencimiento anticipado, señalando que no será nula si hay un incumplimiento flagrante por parte del consumidor. Sin embargo, el TJUE se ha mantenido contrario a este planteamiento, y considera que incumbe al juez nacional dejar sin aplicación la cláusula contractual abusiva, sin estar facultado para modificar su contenido, pues declarada una cláusula como abusiva significa que nunca ha existido, por lo que el procedimiento de ejecución hipotecaria también debe ser declarado nulo e inexistente.

Habrá que esperar a que se resuelvan cuestiones todavía pendientes en el TJUE para comprobar si continuará en esta línea de interpretación, lo que sería un nuevo golpe no sólo para las entidades financieras, sino también para el Gobierno, que trabaja en una reforma de la legislación hipotecaria, y que según recientes declaraciones del Ministerio de Economía, se establecerá el inicio de la ejecución hipotecaria por impago en función de un determinado porcentaje de capital a pagar y no del número de cuotas no satisfechas.