Obligación de la banca de emitir informes sobre solvencia de Autónomos y pymes

Informes solvencia

El 11 de Octubre entró en vigor la llamada “Circular Pyme” en la que las entidades de crédito están obligadas a facilitar a cualquier autónomo o pyme que lo desee su información financiera conforme a un modelo estandarizado. Una información que les permitirá conocer la solvencia y calificar el riesgo de su crédito con un ‘rating’ similar al de las grandes empresas.

Si bien las entidades de crédito siempre han basado sus decisiones en el estudio de estos riesgos, la gran novedad para los pequeños y medianos empresarios, y para los emprendedores, es que, a partir de ahora, los bancos están obligados a facilitar esta información y a incluir los datos de solvencia en estos informes con los parámetros o formalidades regulados; es decir, la norma obliga a facilitar esta información y se regula la forma y criterios que deben utilizar. Así, la información sobre la solvencia de las empresas ya no es interna del banco, sino pública para los interesados.

De esta manera, este ‘rating’, que se obtendrá mediante la utilización de una metodología estandariza en la que se tienen en cuenta variables cuantitativas, cualitativas (antigüedad, los socios o el sector) y conductuales (alertas o descubiertos), permitirá a las entidades de crédito situar a las pymes o al autónomo en las categorías de “riesgo bajo”, “riesgo medio-bajo”, “riesgo-medio alto”, “riesgo alto” o “no disponible”. Esta calificación sobre la solvencia de las empresas será una buena herramienta para solicitar nuevos créditos o líneas de financiación.

La CEPYME, Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, ha mostrado su satisfacción por estas novedades, que valora muy positivamente. Las pymes y autónomos se beneficiarán a su juicio de una herramienta eficaz para la valoración del riesgo, al disponer de un informe de su calificación crediticia basado en una metodología común.

Los bancos deben informar de la cancelación de una línea de crédito a los autónomos o pymes con 3 meses como mínimo. Una vez notificada la cancelación del crédito, la entidad de crédito, en un plazo de 10 días hábiles desde la notificación del preaviso, deberá proporcionar a la pyme de forma gratuita un documento denominado «Información Financiera-PYME», elaborado según formato estandarizado y siguiendo los criterios que fije el Banco de España.

En la “Circular Pyme” se exige que el contenido de la información sobre solvencia remitida se divida en los siguientes apartados:

1. Declaraciones a la Central de Información de Riesgos del Banco de España.Datos comunicados por la entidad a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito.

2.Historial crediticio. Referido a los cinco años anteriores a la fecha de la notificación o  en su caso de la solicitud y, como mínimo, con los siguientes datos:

-Una relación de los créditos históricos y vigentes, y de los importes pendientes de amortización

– Una relación cronológica de las obligaciones impagadas con sus detalles o, en su defecto, la declaración expresa de que el acreditado ha cumplido íntegramente con sus obligaciones.

– Un estado de la situación actual de impagos.

– Una relación de los concursos de acreedores, acuerdos de refinanciación o extrajudiciales de pagos, embargos, procedimientos de ejecución y otras incidencias judiciales relacionadas con el acreditado en los que sea parte la entidad.

– Una relación de los contratos de seguros vinculados al flujo de financiación.

3.Extracto de los movimientos realizados durante el último año en los contratos del flujo de financiación del acreditado.

4.Calificación del riesgo del acreditado.

 

 

Fuente: noticias.juridicas